1 jul. 2011

Por fin.

No me gusta hablar del futuro, porque nunca se sabe lo que va a pasar mañana. Pero he de decir que hemos crecido todos, nos hemos hecho grandes, hemos dejado atrás el pasado, la inmadurez y las ñoñerías de niña pequeña. Ahora nadie te va a poner un chupete en la boca para que dejes de llorar. Se acercan los cambios, las decisiones importantes, puede que no sean decisiones importantes pero son las que marcarán tu futuro. Y empiezan las dudas y los nerviosos y esas preguntas de si escogerás bien tu camino y si llegaras a ser alguien importante en la vida. Alguien a quien recordarán tras generaciones o si te convertirás en uno mas sin que tu nombre sea conocido. Sí, todo el mundo tiene esas dudas, pero con el tiempo las va dejando atrás porque seas lo que seas, o lo que quieras ser, acabaras siéndolo. El tiempo pasa para todo, para bien o para mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario